Pensamientos

VIRGEN DE FÁTIMA

El jueves salí a las 8.00 para dirigirme al trabajo. Cogí el coche y al salir del garaje decidí revisar los niveles de agua ya que últimamente se me calienta demasiado el motor. Ensimismado en mis pensamientos, giré de repente la cabeza hacia el suelo y vi una revista pequeña de estas que se reparten por algunas congregaciones religiosas, tirada debajo de un coche. Me llamó la atención la foto que aparecía, y no pude resistirme a cogerla. Sobre todo pensé que estaría mejor conmigo en mi coche que tirada simplemente en el suelo. Hoy le he puesto un marco a esta foto que me transmite tanta paz y serenidad. A veces vemos señales y sabemos que lo son, o queremos que lo sean… De cualquier modo, en el fondo siento que hay algo muy místico dentro de todos nosotros, algo que a veces me estremece, y otras veces percibo como un remanso de paz olvidado que llama a mi puerta para recordarme que todavía sigue aquí.

Texto: Arturo Hernández Santodomingo©All rights reserved


ACEPTACIÓN

Hace unos meses ví la película “Otra Tierra”.  En la misma se plantean algunas preguntas, así como una atmosfera muy especial al crear un universo alternativo de ti mismo.  En el transcurso de la película hay una parte del dialogo entre los protagonistas que me llamó la atención y con el que me siento identificado, ya que con el paso del tiempo he aprendido que a veces, y cuando ya lo has intentado todo sin resultado, te das cuenta de que no tiene sentido luchar contra algo, y solo te queda aceptarlo. Entonces cuando lo aceptas, las cosas comienzan a ir mejor. Creo que esto se debe a que al menos dejas de sufrir y torturarte.

Esta es la historia y parte del dialogo de la película:

¿Conoces la historia del astronauta ruso? El primer hombre que fue al espacio. ¿Sí? Los rusos le ganaron a los norteamericanos. Él va en una gran nave espacial, pero la única parte habitable es muy pequeña. Así que el astronauta está ahí dentro, con una pequeña escotilla, mira por ella y ve la curvatura de la Tierra por primera vez. El primer hombre en ver el planeta desde el espacio. Está absorto en ese momento. Y de repente, un extraño tic tac, comienza a salir del panel de mando. Bueno. Sí. Maldice el panel de control y saca sus herramientas, tratando de encontrar el ruido para detenerlo. Pero no lo encuentra. No puede detenerlo y lo ignora. A las pocas horas comienza a sentirlo como una tortura. Pasan unos pocos días y él sabe que este pequeño sonido lo quebrará. Va a enloquecerse. ¿Qué va a hacer? Está solo ahí arriba en un armario espacial. Tiene todavía 25 días más con este ruido. Por lo que decide que sólo salvará su cordura enamorándose de él. Así que cierra sus ojos tratando de imaginárselo y luego los abre. Él ya no escucha más el tic tac. Oye música. Y pasa el resto del tiempo navegando por el espacio en total felicidad y paz.


Sentimientos contradictorios

In the darkness, I feel my body helpless
I think about all I’ve seen since yesterday
the weak light comes through my window like a thin ray
I close my eyes in order to pray

I’ve completed my breakfast with paracetamol
The big pain in my head did not let me breathe at all
when I tried to imagine how this day could end
I felt my head spinning like a carousel.

But sometimes I feel good, things are in the right place
light is perfect and makes me want to try again
Sometimes I feel good and the doubts disappear
and I forget I wanted to die yesterday

Memories of another time are fresh in my mind
and make me wonder why you are so unkind
when there’re many in this movie playing the bad dragons
they should be eaten by the lions

Sadness is my second name, my rage is burning like a flame
when I look myself I see tears on my face
rolling down my cheek until I feel the taste
Now It’s time to fight till I can fly

But sometimes I feel good, things are in the right place
light is perfect and makes me want to try again
Sometimes I feel good and the doubts disappear
and I forget I wanted to die yesterday

Last day I saw you, I thought I was going to vomit
you’re the kind of person that makes me sick
I think you are the problem and not me,
I have nothing to explain while my heart bleeds.

So now I’m searching for the truth
I love the black matching my shoes
please don’t fear me if you meet me in the room
because I’m made of something confused

But sometimes I feel good, things are in the right place
light is perfect and makes me want to try again
Sometimes I feel good and the doubts disappear
and I forget I wanted to die yesterday

In the darkness, I feel my body helpless
and I think about all I’ve seen since yesterday
the weak light comes through my window like a thin ray
I close my eyes in order to pray

I know someday,
this dream will end …

Autor: Arturo Hernández Santodomingo©All rights reserved

Vota a mi Madre !!!

¿ Quien no quiere a su madre ?., Nunca he sentido algo que no sea amor y devoción hacia ella. Me ha dado  su cariño y cuidado durante años, y en una buena parte gracias a ella, le debo lo que soy hoy en día. Por eso cuando hace poco me dijo que se había presentado a un concurso para ser candidata a la imagen de una campaña publicitaría para Mujeres de 59 años o más, y ví en su semblante la ilusión de una niña pequeña, me dije a mi mismo que tenía que hacer un post en su honor al menos para devolverle una pizca de gratitud.

Mi madre tiene 80 años. Tiene 6 hijos.  ¿le hace ilusión ser la ganadora?, pues intentémoslo. Ojala cuando tenga 80 años como ella, “si Dios me permite llegar”, continúe ilusionandome con las cosas, por que este hecho es lo que muchas veces nos empuja a seguir adelante.

He puesto una foto de mi Madre cuando era muy joven. Aunque han pasado muchos años desde aquel momento, todavía mantiene el mismo brillo en su mirada. Brillo de ilusión en la vida.

Si decides contribuir a que se cumpla su ilusión, aquí te explico los pasos para votarla:

1.- Accede a la pagina La cara59+

2.- Haz click en “NO, pero quiero aprender de los que sí”

3.- Haz click a la izquierda en el apartado “Las Caras”.

4.- Selecciona en Comunidad autónoma, “Comunidad Valenciana”

5.- Escribe arriba a la derecha en el recuadro Nombre: Isabel

6.- Haz click en la lupa para que filtre el resultado

7.- Dale a siguiente para ver la pagina donde está mi Madre

8.- sitúa el cursor del ratón encima de su foto y dale click a “Vota”

Muchas gracias por tu voto.

(El plazo para votar termina a las 12 de la mañana del día 06 de Noviembre de 2011 )


Es hora de volver …

Hasta pronto Leo;

No voy a olvidar muchas cosas de ti, como no olvidaré que siempre tuviste un momento para escucharme y atender lo que tenia que decir; Esto hizo que me sintiera importante.

Yo respiraba algo cuando tú estabas. Un gran espíritu e ilusión por las cosas.

Estoy seguro de que ahora podrás dormir tranquilo.  Tus sueños podrán llevarte más allá de todo lo que te preocupaba, y por fin te sentirás como en casa.

¿Donde terminó el camino y empezó el sueño?  … Quizás es al contrario y todo empieza para ti ahora.

Por esa razón quiero decirte hasta pronto.

Te echaré de menos. Pero lo comprendo. Es hora de volver a tu hogar.

En memoria de Leonardo Valenzuela Ríos 

Texto: Arturo Hernández Santodomingo©All rights reserved


Hoy he visto algo…

Un día radiante donde los rayos del sol acarician y calientan mi piel.

Un campo de trigo. Espigas que forman un mar dorado. Sus puntas se balancean con el suave viento, dejando entreoír un susurro al tocarse unas con otras.

Respiras la vida. Miras el horizonte donde el ámbar termina y comienza el azul. Te preguntas quien concibió todo esto.

Como todo está colocado en su sitio creando un equilibrio sin lugar para vacilaciones.

Asientes para ti mismo, confirmando la suerte de poder estar aquí para verlo.

Ya estoy satisfecho.  Este momento es suficiente para saber que ha valido la pena.

Ahora déjame arrastrar como una hoja mecida por el aire.

No entiendes lo que sientes, pero sabes que el estremecimiento que te acompaña es el resultado de que algo sublime esta detrás.

Vida de nuevo. Respiras la fuente que embriaga tus sentidos sin conseguir explicarte como algo puede ser tan cautivador.

… Por qué te atraviesa un escalofrío desde los pies a la cabeza y escuchas tu respiración.

Sonríes como muestra de gratitud al poder entender una pequeña parte, pero no crees que puedas comprender nunca el resto.

Estoy seguro de que hoy he visto algo Divino.

Texto&imagen: Arturo Hernández Santodomingo©All rights reserved


Superación

Cuando uno se encuentra mal, tiene dos opciones.

Hundirse en las profundidades, abandonándose a todo,  dejando que el malestar que nos invade se apodere de nuestro ser, o tratar de nadar, tratar de mantenerte a flote y luchar.

Entre las cosas que mas me ayudan diariamente a mantenerme a flote, hacer deporte es una de las principales.

Hacer deporte me equilibra, y me devuelve la calma. No quiero decir que el resto de cosas que me rodean no sea importante. Todo forma un ecosistema que repercute en mi estado de animo. El hecho de mantener una relación armoniosa y saludable con mi mujer, me mantiene despierto y con ilusión. Quizás y principalmente es esa ilusión que ella despierta en mi, el motor que hace que me ponga a nadar y luche cuando mi mente se hunde dentro del fango. Ella es, digamos, uno de mis catalizadores. Después el resto es cosa mía.

Volviendo al deporte. Me encontraba muy mal. Las cosas que pasaban por mi cabeza,  me atormentaban, paralizándome incluso (aun hoy en día lo sigo experimentando). En una lucha por querer escapar, por sobrevivir a todas esas sensaciones que me invaden, comencé a hacer deporte. Y descubrí que esforzarme físicamente, correr, levantar pesos, hacer flexiones, y sudar como resultado de alguna actividad física, hacían que mi mente volviese a un estado de calma. Lo imagino como la superficie del océano. Un plano recto, sin oscilaciones, y que debido a una serie de factores en los que me veo afectado por ser en mayor o menor medida sensible a ellos, hacen que la superficie de este plano se tambalee hasta limites inimaginables y que parecen no tener vuelta atrás. Sin embargo, si que la hay. Hay una vuelta atrás en la que la superficie vuelve a estar quieta y sin movimiento. Alcanza un estado de quietud que supera con creces cualquier cosa que pueda experimentar. Es en esos momentos cuando al respirar, de nuevo vuelvo a sentir como me embriaga un gran bienestar. Y por ese bienestar merece la pena todo el esfuerzo.

Por esta razón, he de decir que a veces, cuando consigo llegar a ese estado mental, consigo ser consciente de ello y en consecuencia (por que si no fuese consciente no seria capaz de valorarlo) siento una inmensa felicidad y agradecimiento.

Debo de trabajar y esforzarme todavía mucho. No he hecho más que empezar, pero como una vez me dijo mi hermana Conni, “ya no hay prisa, no voy a marcarme un plazo. Tengo toda la vida para lograrlo”.

Texto&imagen: Arturo Hernández Santodomingo©All rights reserved


Lazos de sangre (Para Conni).

Un 15 de Septiembre de 1971 comenzamos nuestro viaje desde la misma línea de salida.

Yo no lo vi, y tampoco lo recuerdo, pero mis hermanos dicen que éramos muy llorones.

Mis padres ya tenían 4 hijos, y cuando nacimos mi hermana Conni y yo, se les añadieron de golpe dos más en la familia a los que cuidar, alimentar, criar y educar.

Tengo pequeños flashes en mi memoria. Como pequeños sueños que afloran en forma de imágenes a mi mente, despertando sentidos que he olvidado y dejé atrás cuando era muy pequeño, pero que siempre han viajado conmigo. Ciertos olores, sabores, sensaciones que a veces percibo, parecen sugerirme (ya que no los veo con claridad) viejos momentos de mi infancia que quedaron marcados en mi y que por suerte me traen un gran bienestar. Algunas situaciones en las que me encuentro, me hacen retroceder a otra época en la que no era tan consciente de las cosas “… o sí lo era”.

Mi hermana Conni y yo, como hermanos mellizos que somos, crecimos de forma paralela, y compartimos las mismas cosas. Este concepto de crecer compartiendo vivencias nos unió cada día más. Un día (imagino que no fué de repente), mi hermana cayó en una grave enfermedad. Una enfermedad de la que no había demasiada información. Yo, en mi ignorancia, incluso pensaba que era un capricho, hasta que fui más mayor y pude entender. Creo que la ignorancia no nos exime de responsabilidad. …Quien me hubiese dicho que lo que yo pensaba que podía ser una fantasía, lo podría experimentar yo mismo con el paso de los años, como algo muy real. ¿Por qué hemos de experimentar algo para creerlo? ¿Crees que no puede pasarte a ti?

El instinto de supervivencia hizo que me separase emocionalmente de ella, pero en el fondo de mi corazón todo iba haciendo mella, y una gran cicatriz se formo en mí durante esos años.

Cuando quieres a alguien, nada queda en saco roto y tarde o temprano todo te pasa factura.

Con los años, la tormenta del inicio pasó a ser una leve lluvia hasta que poco a poco desapareció.

Ahora que cada uno ha elegido vivir por una senda distinta, miro hacia atrás y recuerdo con calidez esos años en los que no éramos conscientes de lo que nos deparaba el futuro.

Estoy seguro de que aunque yo ya esté aquí, tu llegarás también donde te propongas y con la misma o mayor intensidad. No hay duda de que eres una persona que se crece ante los contratiempos, y se supera DIA a DIA. Tengo muy claro que eres más fuerte mentalmente que yo, aunque tú pareces no saberlo.

Simplemente debes creer en ti, y todo estará en su sitio. Cree en ti, y aprende de tu experiencia cogiendo lo positivo.

Si tú puedes, yo puedo. (Y viceversa)

Texto & Fotografía: Arturo Hernández Santodomingo©All rights reserved


ANIVERSARIO: 23 Noviembre

La noche pasada soñé que no estabas.

Y en mi sueño lloraba, sintiendo un gran vacío en el alma.

El abatimiento por saber que nunca más  volvería a tocarte…

El desespero por saber que no volvería a ver tu cara…

… ni a sentirme como en casa.

En aquel momento desperté… y te abracé.

Entonces  me  sentí  dichoso al poder darme cuenta de que te amaba, y satisfecho por tener el entendimiento de lo que ocurría…

Una gran sonrisa apareció en mi boca. Cerré los ojos y me volví a dormir.

Texto & Fotografía: Arturo Hernández Santodomingo©All rights reserved


Papas;

Una foto que atrapa un momento en el tiempo.

Refleja una imagen, captura un instante.

Son esos instantes que nos llenan, debiendo ser conscientes de ellos. De este modo, el simple hecho de respirar el aire puro y pasear en un día soleado puede llegar a estremecernos y al mismo tiempo darnos quietud y calma.

Papá y Mamá. Que fugaz es la existencia.

Somos seres individuales a merced del tiempo.

Un día terminamos nuestro camino y dejamos de existir. Entonces, dentro de 1 año; de 1 siglo, continuará habiendo alguien que plasme un momento de su vida en una foto. Otros individuos viviendo su propia existencia. Pero nuestra existencia, nuestra vida,  la que vivimos cada uno de nosotros, esa es irrepetible. Por que somos únicos

Autor: Arturo Hernández Santodomingo ©All rights reserved.


Para Amparo ;

Siento que todo se vuelve gris, y pesado.   

Siento que nada tiene sentido y que me hundo

en un mar de emociones, que me arrastran

hasta lo mas tenebroso de mi ser.

Siento la opresión en mi cabeza, y la desesperación.

Y entonces recuerdo que estas a mi lado,

y me siento afortunado.

Autor: Arturo Hernández Santodomingo ©All rights reserved